Rector Loyola: “Nosotros queremos muchachos y muchachas disciplinados”

Compartir

Para el sacerdote José Rafael Núñez Mármol, rector del Instituto Politécnico Loyola (IPL), la educación que se imparte en ese centro está cimentada en fomentar la disciplina del alumno. Asegura que una persona puede poseer inteligencia, pero si no tiene disciplina no desarrollará ampliamente sus competencias.

“Nosotros no queremos muchachas y muchachos superdotados, porque antes había la tradición que a los politécnicos solamente iban los jóvenes inteligentes. Nosotros lo que queremos son muchachos y muchachas disciplinados, porque para nosotros la disciplina vence la inteligencia”, expuso.

Dice que uno de los objetivos, para lograr la calidad, es que sus egresados puedan trabajar en equipo, una vez se inserten en el mercado laboral. “Nosotros no formamos técnicos, formamos ciudadanas y ciudadanos con competencias técnicas”, afirmó el sacerdote, al participar en una entrevista realizada en Multimedios del Caribe.

El Instituto con sede en San Cristóbal posee una matrícula de unos 13 mil estudiantes desde el nivel inicial hasta el superior, que reciben desde diferentes provincias, como son: San Pedro de Macorís, Santiago, La Vega y La Romana, San Juan, Barahona y el Gran Santo Domingo, entre otras demarcaciones.

Aunque el politécnico trabaja en la formación del alumno desde los cuatro años de edad, ofrece capacitación para todo los ciclos escolares, entre ellos, técnico, bachillerato, tecnólogo e ingeniero.
De acuerdo con Núñez Mármol en este momento la entidad educativa busca darle prioridad a la educación que ofrece a nivel superior, aunque indicó que desde el año 1989 hasta el 2008 se han impartido carreras a nivel de tecnólogos.

“Queremos promover el nivel superior con nuevos planes de estudios para dar continuidad a la formación de ciudadanos y ciudadanas con competencias técnicas y que puedan contribuir con el desarrollo del país”, sostuvo.

El interés de impulsar los estudios a nivel tecnológico surge a partir del acercamiento con varias industrias donde se conoció qué tipo de egresados requerían en el mercado laboral.

Por lo que, los fines de semanas tienen cursos especiales para formar personal laboral para las empresas.

Dentro de las carreras destacan los tecnólogos en Electricidad Industrial, Desarrollo de Software, Diseño y Manufactura, Mecatrónica, Procesamiento de Alimentos, y Tecnólogo en Redes y Seguridad Informática.

Resaltó que esos estudios son de alto impacto en diferentes sectores, entre ellos, manufactureros e industrias mineras. Además, explicó que tienen una vinculación con la oferta del Nivel Secundario Técnico y las Ingenierías que ofrece la institución, porque los estudiantes tendrán una línea de desarrollo en distintos niveles.

Los laboratorios donde los alumnos recibirán las prácticas son de “última generación” y con la aprobación del tecnólogo el centro educativo posee todos los niveles técnicos de la educación
nacional.

“Contamos con un Centro de Investigación Desarrollo e Innovación, el cual tiene laboratorios para esas carreras con computadoras y herramientas, donde formamos a los jóvenes para garantizar un nivel de empleabilidad en un breve tiempo”, manifestó.

Según el rector del IPL para la ejecución de esos estudios técnicos a nivel superior transportarán a los estudiantes de diferentes localidades de la República Dominicana, los cuales dispondrán de pensiones para su estadía.

Residencias estudiantiles

En ese contexto, detalló que el instituto cuenta con un programa de residencias estudiantiles, para facilitar que alumnos de todo el país puedan tener la oportunidad de capacitarse en el centro. Para ello, la institución tiene disponible doce autobuses que los traslada desde donde estén hasta el Loyola.

Manifestó que el objetivo principal de las residencias es ofrecer un espacio de acogida, convivencia y formación para los estudiantes que se capacitan en el centro, pero provienen de lugares lejanos o de situaciones de vulnerabilidad, el cual le proporciona además asistencia médica primaria y acompañamiento directo.

Sin embargo, debido a la actual coyuntura sanitaria por el coronavirus -como todo- han tenido que reinventarse para impartir las clases a distancia. Y esos estudiantes que residían en los lugares fueron enviados a sus casas.

“En la actualidad nos estamos preparando para iniciar el año escolar antes de lo que tiene previsto el Ministerio de Educación. En ese sentido, vamos a tener formación para los padres de familias, una semana de inducción para que conozcan el esquema y la plataforma que se utilizará para la enseñanza”, explicó Loida Doñé, directora de protección Institucional, quien acompañó al rector durante la entrevista.

Señaló que en octubre inicia la docencia para los estudiantes de primaria y secundaria con un reforzamiento de los últimos conceptos que vieron en el grado anterior para poderlos situar en este, ya que terminó abruptamente.

En el caso de los jóvenes que se trasladan desde el interior, indicó que mientras el Ministerio de Salud no les permita volver a la presencialidad, van a mantenerlos en sus hogares tomando la docencia de manera virtual y a través de la radio para los estudiantes que no cuenten con internet. “Ya tenemos la plataforma preparada donde los alumnos van a tomar sus clases, y también trabajamos un manual con el personal docente de cómo se estará ejecutando el protocolo que incluye las horas de cada asignatura. En el caso de los laboratorios se realizarán mediante simuladores”, apuntó.

En tanto, el director de la Facultad de Ingeniería, Carlos Pereyra detalló que las competencias que alcanzarán los estudiantes al término de su formación, de acuerdo a los planes de estudios diseñados, les permitirán ser capaces de instalar, operar y mantener equipos y sistemas eléctricos industriales, garantizando su fiabilidad y disponibilidad para los procesos de la industria requeridos, esto en el área de Tecnología en Electricidad Industrial. Mientras que la carrera de Desarrollo de Software, el egresado podrá aplicar los principales lenguajes de programación asociados al desarrollo de aplicaciones de software para lograr soluciones integradas a través del trabajo en equipo e interdisciplinario.

En tanto que en la Mecatrónica el capacitado puede integrar y aplicar sistemas mecatrónicos para mantener en funcionamiento los procesos asociados a los mismos y solucionar problemas a través de la gestión eficiente de sistemas mecánicos, eléctricos, electrónicos e informáticos, así como gestionar y dirigir equipos colaborativos inter y multidisciplinarios en entornos bilingües, con autonomía y creatividad.

Detalló que en el área de Redes y Seguridad Informática, el técnico puede administrar, diagnosticar, instalar, operar y aplicar mantenimiento a las redes informáticas de las empresas comerciales, de producción y servicios, garantizando la eficiencia operativa de la empresa, así como los estándares de seguridad de la información.

Cambio de categoría

En el 1952, fue creadao el Instituto Politécnico Loyola, institución educativa adecuada y estatal, arraigada a la Compañía de Jesús. En agosto de 2008, el Consejo de Educación Superior, Ciencia y Tecnología, aprobó el cambio de categoría de Instituto de Estudios Superiores a Instituto Especializado de Educación Superior, autorizando la entrega de títulos a nivel de Ingeniería, Maestría y Doctorado en las áreas de Agronomía y Tecnología, facultad que había perdido un tiempo atrás debido a que los estatutos de la Eduación Superior no les permitián abarcar todas las aréas educativas.

El instituto posee un gasto de 400 millones

Según Núñez Mármol el 70 por ciento de los matriculados provienen de sectores de escasos recursos,y el Estado dominicano le subvenciona el 52 por ciento de los gastos, que equivale a 210 millones de pesos, cuyo presupuesto es de unos 400 millones de pesos. “La otra parte de nuestro sustento la logramos con los cursos que se imparten los sábados y los domingos, además de un centro de idioma, donde cobramos unos 2, 200 pesos por cuatrimestre al estudiante”. Expresó que desde la entidad buscan subsidiar casi por completo a 600 jóvenes que admiten a nivel técnico superior, para que estos se concentren en tener mejor preparación y no tengan que preocuparse por trabajar para costear sus estudios.

El sacerdote asegura que es necesario inculcar valores a los alumnos.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir